Buscar

La caja de los truenos

Blog personal de Yoni Cruz

mes

mayo 2009

Atrapados en los hilos de Leonel

El presidente Leonel Fernández y Miguel Vargas firmaron el acuerdo el pasado jueves 14 de mayo, en un salón del hotel Jaragua.
El presidente Leonel Fernández y Miguel Vargas firmaron el acuerdo el pasado jueves 14 de mayo, en un salón del hotel Jaragua.

El PRD debía alguna vez distanciarse un poco de la truchimanería a la que nos acostumbró Balaguer, y del que, como su alumno Summa Cum Laude, el presidente Leonel no nos deja olvidar. Caer en sus hilos de su red ha sido culpa de la cúpula del partido blanco, pues no se decide aún a establecer cuál es el tipo de oposición que hará, ni establece con claridad cuál es la estrategia que seguirá para retomar el poder. Y como consecuencia, y no excuso la falta de institucionalidad asumida, Vargas Maldonado debe acudir a un pacto entre el presidente y líder del PLD, rubricando MVM en condición de “ex candidato presidencial del PRD”.

Seguir leyendo “Atrapados en los hilos de Leonel”

Anuncios

Derecho a disentir, y a protestar

La multitudinaria marcha partió de la explanada frontal de la UASD y concluyó frente al Congreso Nacional. Mujeres de todas las edades, sobre todo pobres, asistieron a manifestar su oposición al artítuculo 30. Muchos hombres también asistimos a respaldarlas.
La multitudinaria marcha partió de la explanada frontal de la UASD y concluyó frente al Congreso Nacional. Mujeres de todas las edades, sobre todo pobres, asistieron a manifestar su oposición al artítuculo 30. Muchos hombres también asistimos a respaldarlas.

Treinta años atrás, la gente participaba más en las jornadas cívicas, ya fueran de protesta o políticas. Y lo hacían por conciencia, no por “turismo”. No más se convocaba a una marcha, un piquete o un mitin, y se llenaban las guaguas para trasladarse a cualquier punto a expresar su posición frente a tal o cual situación. En mi memoria está la primera vez que asistí a una gran jornada. Fue un mitin de la UPA (Unión Patriótica Antiimperialista). Era el primer aniversario de esa entidad política. ¡Era 1978 y yo tenía 13 años! Salí de Los Arroces a las 6:00 a.m. para estar a las 7:00 a.m. en el local de la UPA en Bonao, pues el temor era que no hubiera asientos libres, y decidir entre la alternativa de quedarse o viajar parado en el autobús  hasta la Capital.
Seguir leyendo “Derecho a disentir, y a protestar”

Ni linchamientos ni ejecuciones, mi general

guzmanfermin
El jefe de la Policía Nacional ha condenado el linchamiento de un ciudadano haitiano, pero en la institución que dirige las ejecuciones de supuestos delincuentes están a la orden del día.

Escuché al jefe de la Policía Nacional, mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín, en rueda de prensa, sentenciar que “no podemos permitir que la gente haga justicia por sus propias manos. Eso sería un acto de barbarie, de violencia inaceptable”. Excelente posición para condenar el deleznable linchamiento del nacional haitiano Carlos Nerilus, a quien, con un hacha, le cercenaron la cabeza frente al velatorio de otro hombre, el dominicano Francisco de León Lara, a quien supuestamente el haitiano le había también defenestado.

Efectivamente, el linchamiento es un hecho aberrante para la sociedad, una estocada mortal para el imperio de la ley y la justicia, y una afrenta vergonzosa para nuestros anhelos de vivir en paz. Pero a medida que seguía mirando las declaraciones del jefe policial, no podía evitar recordar las ejecuciones que a menudo llevan a cabo agentes policiales, y para ilustrar dos casos: el de los tres jóvenes que en mayo del año pasado habían sido apresados por una patrulla en el sector Bello Campo, Santo Domingo Este, luego que una multitud los intentara linchar por haberlos sorprendido robando. Pero los policías, antes que cumplir con su misión de entregarlos a manos de la Justicia, tomaron la “justicia“ en sus manos y aplicaron una ley, que parece existe sólo para la institución del orden, y los ejecutaron a tiros. En otro caso, tres de cuatro alegados delincuentes fueron asesinados por agentes de la Policía, mientras permanecían esposados en la parte trasera de una camioneta, en un hecho ocurrido en Moca en julio de 1999. Las víctimas fueron Antonio Hernández y Julio Holguín y otro que nunca fue identificado porque no portaba identificación. Seguir leyendo “Ni linchamientos ni ejecuciones, mi general”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑