Asesinato dos por uno

Tía Juana, hermana de mi madre, sucumbió ayer viernes 6 de mayo ante su enfermedad y ante la ineficacia, la complicidad policial y judicial, y ante la delincuencia y la violencia que genera el narcotráfico en nuestros barrios. Había luchado desde niña contra la adversidad. Era ella otra historia más de la mujer que enfrenta sola la crianza de sus hijos, con todo lo que significa. Aún así, logró que casi todos obtuvieran títulos universitarios o técnicos. Hizo su aporte a la Patria. Tuvo siete hijas y un varón, Amaury.

Hace menos de dos años tía fue diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer, un mal devastador y cruel. Amaury era el único de los hijos que no se había casado, y por tanto, el que aún vivía con ella. Técnico en electricidad, de vida apacible y dedicado al trabajo, reconocido como empleado ejemplar en sus 16 años laborando para la Cervecería Vegana, sentía devoción por su madre.

Con la llegada de esta enfermedad, Amaury se convirtió en el sostén único y recio de la tía Juana. Estaba pendiente de ella en todo momento, llevaba control estricto del horario de sus medicamentos, su alimentación, higiene… todo. Cuando llegaba a la casa la sacaba de su habitual depresión, característica en su condición de salud. Se transformaba en una especie de payaso con el fin de sacar una sonrisa del rostro ausente de la madre. La cargaba “a calito mé”, le hacía peinados “juveniles” y le colocaba frente al espejo. Producto talvés de los medicamenos, o de la misca dolencia, tía empezó a perder pelo, y se le podía ver preparándole ungüentos a base de canela y todo lo que escuchara que podía funcionar para restaurale la cabellera. Le mostraba los actores de las telenovelas y le preguntaba cuál era el más bonito para ella, en fin, hacía llevadera la vida y la tragedia de su madre.

Pero el pasado 28 de noviembre del año 2010 todo cambió. Cerca de las cuatro de la tarde llamó a la casa para dar indicaciones sobre las medicinas que correspondían a esa hora. Fue su última llamada. Estaba a unas cuantas cuadras del hogar, en un colmadito del Barrio San Miguel, en La Vega. Él, que no era dado a la bebida, había pedido una cerveza, probablemente para mitigar el calor o la amargura. En el momento estaban en el establecimiento dos dependientes, él y otro cliente. Llegaron tres individuos armados, le encañonaron  y un cuarto preguntó desde afuera ¡“¿cuál es?”! “Es éste”, respondió uno. Sin mediar palabras, descargó casi todo el plomo de una pistola sobre la humanidad de Amaury. Mortalmente herido, tuvo aún fuerzas suficientes para sacar su arma, una pistola, y hacer varios disparos al agresor. Le hirió entre el abdomen, sus genitales y los muslos. Amaury murió segundos después.

El asesino sobrevivió, los cómplices escaparon, la Policía ni la Justicia hicieron su trabajo. Al abandonar el hospital, al asesino, Rafael Espino Espino, le fue impuesta una medida de coersión de tres meses de prisión. Pero en ese transcurso, la Fiscalía no armó ningún caso, no recogió evidencias ni pruebas. “Si no me traen pruebas en 8 días suelto al acusado” sentenció la fiscal Yurisán Ceballos. Y como la famila no tiene los medios para recoger pruebas o testigos, y ningún ciudadano que presenciara el crimen está dispuesto a ir a dar su testimonio en un juicio, por temor a represalias, pues eso, el asesino está en las calles, bajo el auspicio del narcotráfico y la indiferencia e ineficacia de la Justicia, y él, al dispararle a la anatomía de mi primo, al asesinarle, también asesinó a mi tía, porque desde entonces, en su ausencia mental producto de un alzheimer que avanzó muy pronto, ya tía podía advertir que su hijo no estaba, podía sospechar que algo terrible debía haberle pasado a su protector y amoroso muchacho. Desmejoró tanto que uno no podía creer cómo pudo cambiar tan radicalmente su aspecto. Su rostro era el retrato vivo de la tristeza más absoluta. A momentos lloraba como si fuese una bebita enferma. Partía el corazón verla en esos episodios de tristeza infinita, cómo miraba hacia la nada, quizás buscando entre los hilos rotos de su memoria enredada, y la realidad terrible de la ausencia de su hijo, talvés el único varón que la hizo feliz.

Hoy enterraremos a tía, y con ella un poco más de la confianza que se supone uno debe tener en el sistema. Va en su ataud, pintado de gris, como el color de la descomposición social nuestra y el futuro que nos espera, un poco de mi madre, de sus hijas; se introducirá en su bóveda mortuoria un poco del miedo que despierta la delincuencia y la violencia que genera el narcotráfico, pero sobre todo, mi tía ya no volverá a sonreirle a sus nietos, sus manos ya no estarán para consolar, su vida de mujer fajadora y solidaria se apagó recibiendo como recompensa la amarga afrenta de la impunidad que se campea triunfante sobre los que no tienen ni oro ni abolengo.

About these ads

19 comentarios

  1. Qué relato tan triste, Yoni. Dos muertes innecesarias, una consecuencia de otra, pero ambas producto de la sombra de iniquidad que nos viene arropando hace tantos años.

    Sólo me asombra que tus primas no pudieran sostener el trabajo del primo. Cierto que el Alzheimer es una enfermedad donde la confianza y la costumbre ayuda mucho, de manera que probablemente no le habrá sido fácil a tu tía acostumbrarse a otras personas… pero como no lo mencionas, parecería que no hicieran mucho por ella.

    ¡Qué miedo da nuestro país!

    • Apreciado Darío, claro que las demás hijas, las que quedan aqui, pues la mayoría había emigrado, son quienes se hicieron cargo de ella, pero entre la costumbre a un hijo que vivía en desvelo por ella y la amargura por no volver a verle, era previsible que su vida ya no era más.

      • Hola Yoni, que alegria encontrar tu blog, lastima que fue en un escrito tan triste y lo peor que es una realidad lo que escribiste. A lo mejor ya no me recuerdas, pues ha llovido mucho desde que no nos vemos. Te deseo muchos exitos en todos los sentidos en que dirijas tu vida.

        Por si no me recuerda, entonces recuerda el LICEO PLAN DE REFORMA.

  2. k pena que nuestro pais este asi, siento mucho lo sucedido

  3. Yoni que pena esto que relatas. Que pena saber que no eres libre,no puedes caminar tranquilamente,pararte a comprar una cerveza o o que sea,no te sientes protegido en tu pais por las autoridades nombradas para hacerlo pues su incentivo esta fuera de las instituciones en las que fueron nombrados porque no recibieron la educacion necesaria y aprendieron lealtad y respeto a su patria.Porque lamentablemente a “los de turno” les conviene nombrar unos cuantos asi,sobre todo sin escrupulos y no invertir en la educacion,porque es mejor incentivar lo mal hecho,la violencia y sobre todo la ley del silencio….. Si hablas,te mueres. …. Me gusta leerte,me gusta saber que no te quedas callado y lamento el mal momento por el que pasas junto a tu familia.

  4. Estimado Yoni, no te voy a escribir lo que siento por tí y tu familia por esta vía. Te llamaré por teléfono.

    …..pero me gustaría que cada uno de los que tienen la responsabilidad de ponerle freno a esta situación que nos mata cada día, sufrieran en carne propia lo que tu y tu familia están sintiendo. ES MAS, !SE LO DESEO!.

    • Estimado Yoni, no hay cosa mas aborrecible , detestable y amargo que el rencor, de hecho, en el modelo de oración que nos presentan Las Escrituras, el Padre Nuestro, resulta que El Señor nos pide que le pidamos que nos enseñe a perdonar. El perdón es una de las actitudes mas hermosas del alma.

      Pero también Las Escrituras tambien hacen referencia al castigo y a la ira de Dios…El está airado contra los homicidas y las injusticias:
      ..”Y LA IRA DE Dios DESCENDERÁ DESDE EL CIELO SOBRE TODA INJUSTICIA E IMPIEDAD DE LOS HOMBRES QUE DETENGAN CON INJUSTICIA LA VERDAD”. Pero no solo la verdad de Su Palabra, existencia, Ser y obra de redención, sino que está airado con aquellos que no se agradan en obedecer Sus Mandamientos.
      NO MATARÁS. Entonces, y a veces, algunos, sufrimos lo que sería como una especie de ira santa, o sea, una ira por lo injusto, por la injusticia macabra, malvada, protegida, sobornada, manipulada, egoísta, deshonesta, interesada, !!mala!!, que se prolonga cada día mas en nuestra ¿Patria?…sin que las autoridades asuman su rol como es debido, y muy por el contrario, dentro de las mismos organismos llamados a proteger y defender la ciudadanía, se anidan los peores ladrones y criminales.
      Con ese “corazón blindado” y el cuerpo entumecido en vino caro, los llamados a resolver el problema, no han sufrido en carne propia lo que es ver a un hermano caer a menos de 300mts de su casa, con 5 puñaladas, para quitarle lo que honradamente había ganado. Entonces, mi suegra vistió de negro su cuerpo y alma, hasta que se la llevó la parca. Era casi un muchacho, hermoso, de grandes ojos azules, a quien le gustaba el mar y las montañas. Trabajaba en una reconocida universidad, soltero. Era el tío que saltaba los muchachos y premiaba con caramelos. Entonces amigo, desde entonces, su recuerdo irrepetible se levanta y se acuesta conmigo. Cada día veo su rostro, su mirada, su boca, su cuerpo, sus manos y ademanes, gustos, vocación e intereses….mi hijo mas pequeño, es como una especie de su replica morena.
      !Ay, amigo! Los que están arriba no conocen ese dolor, si lo conocieran, si también les tocara a ellos y se dieran un baño de pueblo en este sentido y en muchos otros, te aseguro que las cosas cambiarían. La monarquía de este patio anda blindada, no son plebeyos comunes como nosotros. Las reinas madres, consortes y amantes, no tienen que despachar a sus príncipes e infantes, con el corazón en la mano como nosotras, las súbditas, la plebe, dando rodillas para que Dios libre y cuide nuestros hijos, porque estamos a nuestra merced y suerte de todo tipo de delincuencia. Tampoco a estas reinas madres le vuelve alma al cuerpo al sentir de nuevo el regreso a casa de nuestros esposos, hijos, hermanos. Aunque luego, el proceso de acostarse del plebeyo, suenan los hierros, los candados y a soltar el perro prieto. El que pueda, dormirá con un ojo abierto y otro cerrado, con un bate debajo de la cama, una Taurus y alarma, si su economía se lo permite. Mientras, la real
      monarquía dominicana, goza del privilegio, pagado por los plebeyos desde luego, de tener escoltas y policías que guarden su sueño. Mira el ejemplo, Don Celso, hoy da gracias de haber salvado su vida, suerte al séquito de guardaespaldas que le acompañaba, !y que bueno y gracias a Dios que no le pasara nada!! !uff! , habría sido inmensa la conmoción, el tope de la desgracia, de la delincuencia organizada….¿ imaginas que a ese señor lo hubiese pasado algo?…..Lamento decirlo, pero, hasta que la situación no afecte todas las esferas, seguiremos como la arepa, fuego por arriba y candela por abajo.

  5. LAMENTO, PROFUNDAMENTE, TU DOLOR Y EL DE SUS DEMÁS FAMILIARES.
    AHORA SUS ALMAS VUELAN LIBRES DE LAS CADENAS DE LOS MONSTRUOS DE ESTA VIDA TERRENAL.
    OS AMARON Y OS AMAN,LOS AMASTÉIS Y LOS AMÁIS.
    QUE DIOS OS BENDIGA POR SIEMPRE.
    CUÍDA DE MAMÁ!!!!!. TE QUIERO.

  6. Y todavía hay quienes hablan de esperanza en esta tierra maldita… No hay palabras para responder a esto, o mejor dicho, sí las hay, pero son impublicables.

    Un abrazo.

  7. Llegué acá por el post publicado por Darío Martínez Batlle.

    Lo leí completo mientras las lágrimas corrían por mi rostro. De hecho, ahora estoy un poco “calmada”, con unos kleenex a mi lado, just in case.

    Qué triste realidad la que estamos viviendo. Yo presencié algo similar con mi ex-novio, quien falleció hace 4 años en un asalto a mano armada. Su abuela quien padecía de Parkinson terminó siguiendo al descanso eterno luego de unos cuantos meses de depresión constante.

    Miedo, impotencia, frustración… y pensar que aquí, en este país, está viviendo mi hijo de 1 año. :(

    Un abrazo.

  8. Debemos hacer como hicieron las demas hijas “emigrar” de nuestro pais..ya esa jungla no tiene arreglo…casos como esos aumentan la impotencia que cada ves sentimos al ver casos así. Que mas pruevas querian las autoridades?..o a caso el hirio al desgraciado ese por el gusto? q le pasa al dueño del colmado que no dice nada de lo que vio?….
    solo nos queda confiar en la justicia divina! que esa no falla.

  9. Que triste historia, y pensar la cantidad de hogares dominicanos que estan pasando historias de injusticia, por no tener ni dinero ni apellido. sociedad podrida, y sin esperanza, porque nuestro presidente solo se ocupa de viajar, y gastar el dinero de nostros los pendejos, con funcionarios con sueldos impublicables, altaneros, indolentes…..

  10. Que pena Joni, que haya ocurrido esta desgracia con tú primo, y luego la vida de tú tía.La justicia de aquí hace lo que le viene en gana, si supuestamente no tiene pruebas contra los delincuentes que le arrebatan la vida a personas buenas y honorables.

  11. Yoni al leerte, no pude evitar que las lagrimas nublaran mi vista, quitarme los lentes, limpiarme los ojos y tratar de continuar leyendo. Por lo que narras tu primo era un chico de una sensibilidad y valores increibles, al amar a su madre y cuidarla con esa devocion. Al leer relatos como estos, siento que se alejan mas las posibilidades de mi retorno al pais, y me duele mucho, porque siento que nos han robado nuestro terruno. Pero como no pudieron encontrar las pruebas, el que atendia el colmado? Ese fue testigo, las autoridades deberian obligarlo a hablar, la justicia debe salir a buscar las pruebas, no que los familiares se la lleven!!! Por Dios la vida de un ser humano no vale nada en mi Patria. En mi reciente viaje, senti el miedo de la gente, se podia palpar, no pude disfrutar de mi antigua y tranquila zona colonial, no pude caminar por el Malecon solo lo vi de lejos, desde un vehiculo. Y me pregunto hasta donde llegaremos. Lamento mucho la muerte de tu tia, la injusta muerte de tu primo.

  12. Que historia mas triste me hizo recordar en arte a mi querida tia que
    surio de esa enfermedad tan terrible.

  13. No soy dado a leer periodicos. Hace mucho tiempo fui adicto a la lectura de los articulos de fondo de muchos de ellos. Ahora me da asco la labor de la pluma que se vende. Lei lo que escribiste sobre la tia Juana…termine llorando. No se si lo anos me han vuelto Marica…o quizas no solo a mi sino a todos “los hombres” de este pais. Cuando vuelvan a nacer hombres se acabara todo esto que tanto indigna.

  14. Es lamentable observar la incompetencia y mediocridad de nuestra justicia, fiscales incompetentes y jueces corruptos. Vivir en un país donde los narcotraficantes y atracadores pueden hacer de las suyas sin recibir el castigo que amerita su delito. Ver como seres miserables, despreciables y que no aportan nada a lo sociedad, cegan la vida de seres humanos de valía. Los perros narcotraficantes, sicarios y atracadores deben ser condenados a 30 ó más de prisión, para que los dominicanos decentes y trabajadores vivamos seguros en paz, sin esas lacras sociales.

  15. Waaaoooooo…. Que relato, que pasion y que descripcion de un crimen horrendo, horroroso y asqueroso a la vez…
    Aunque ha pasado algun tiempo, a mi tambien me hiciste llorar…
    Pero quiero decirte algo Yoni… Esa es la forma de justicia que se emplea en los narcos-estados, donde la droga, con su embriague enloquecedor, corrompe los cimientos de nuestra sociedad.
    Crimenes de esa embergadura, doble por necesidad, ya que al matar al hijo, tambien se va la madre duelen en el alma, duelen por la impotencia de no poder hacer ni siquiera justicia por nuestras propias manos, ya que si lo hicieramos nos convertiramos en lo mismo..:asesinos… Duelen porque vemos la corrupcion del sistema a su mas alto nivel ya que un fiscal se supone, que debe luchar a favor de la persona ofendida y es el encargado de recojer la pruebas y obligar a los testigos judicialmente, so pena de ser demandados, para esclarecer el caso y condenar a o a los culpables.
    Estas son las cosas que tambien me han parado en mi retorno al pais, tenia enmente hacerlo este año, fui en diciembre pasado y estas mismas vistas e injustgicias me han hecho parar el viaje…
    A veces es mejor dejarle la justicia a Dios, no pedirle nada, ya que seria desearle mal a alguien, pero si entregarselo a El para que el le haga el justo reclamo… Mi mas sentido pesame ya que este es de los crimenes que nunca, jamas, se olvidan. Espero que Dios te de conformidad tanto a ti como a tus primas….

  16. Siento mucha tristeza al leer este articulo. Como se pierde una vida valiosa, un hijo que esta cumpliendo con amor el principio de honrar padre y madre y cuidar en su vejez hasta la muerte. Que autoridades nos gastamos en nuestro pais. La vida no vale en esta patria que hemos nacido. Dios nos vea con ojos de misericordia.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: